SENTIRSE SATISFECHO EN EL TRABAJO


Sentirse satisfecho y feliz en el trabajo es una aspiración que todas las personas tenemos. Lo cierto es que en muchas ocasiones esta aspiración no solo no se cumple, sino que nos sentimos atrapados en unos modelos de productividad y eficacia que nos alejan del bienestar y la felicidad. Muchas propuestas de formación para mejorar el ambiente corporativo hacen hincapié en el desarrollo de habilidades comunicativas o en refuerzos de estrategias grupales y de liderazgo positivo. Todo eso puede estar muy bien, pero si nos focalizamos en la productividad y en la competitividad, con estrategias pensadas únicamente para desarrollarnos en el ámbito profesional, acabamos sin pretenderlo fomentando hábitos relacionales insanos y dolorosos en los que quedamos atascados.

Necesitamos dejar de compartimentar nuestras vidas entre espacios laborales y personales y entendernos como un todo. Somos la misma persona que pesca y que dirige una reunión, la que acaricia a sus hijos o motiva a un compañero. No podemos vivirnos escindidos. Por ello, fomentar hábitos de vida sanos y saludables dentro y fuera del entorno profesional, nos afecta y nos cambia de forma efectiva.

Debemos entender el bienestar corporativo como parte de un todo, en el que los profesionales son un elemento fundamental de la estrategia empresarial. Esta estrategia debe consistir, a mi entender, en comprender a los profesionales de manera holística. Con sus nombres y apellidos, su corte de pelo, el último libro que los emocionó. Con su poesía y su épica. Sus sueños, fracasos, temores y deseos.

Se trata de aplicar métodos y formación que sirvan para la vida, sin poner la etiqueta profesional. Automatizar e interiorizar aprendizajes nuevos basados en el respeto hacia uno mismo y los otros. Hacia la conectividad y la creatividad. Eso supone apostar por unos programas de formación que terminen creando estructuras eficientes y bienestar corporativo, porque estas estructuras estarían formadas por personas eficientes. Y uno es eficiente cuando se siente feliz e ilusionado, con un propósito, y alinea sus habilidades a él. Para ello a veces hay que cambiar la mirada.

La empresa debe mirar a los ojos de sus empleados y empezar a decir: ¿quien eres? En vez de preguntar: ¿qué puedes ofrecerme?

.

Guardar


Featured Posts
Posts Are Coming Soon
Stay tuned...
Recent Posts
Archive
Search By Tags
No tags yet.
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now